certificado energetico

Certificado energético: ¿sólo una obligación o también una oportunidad?

El Certificado Energético es obligatorio en España para poder vender o alquilar un inmueble o local desde el 01 junio de 2013 y se encuentran regulados por el Real Decreto 235/2013, cuya normativa procede jerárquicamente de la Directiva 2010/31/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 19 de mayo de 2010.

El objetivo final de esta normativa y otra no citada, es que la Unión Europa tienda a una “economía baja en carbono”. Para ello, no sólo deben adoptar medidas y cambios las grandes industrias, sino también el sector residencial, comercial e institucional.

¿En qué consiste la certificación de eficiencia energética o certificado energético ?

A través del certificado de eficiencia energética se lleva a cabo la comparación de un edificio o una parte del mismo con respecto a otro hipotético de idénticas dimensiones y ubicado en la misma localización pero altamente eficiente. Como resultado, al edificio objeto de estudio se le asigna una calificación energética (rango desde la A- máxima eficiencia a la G-mínima eficiencia) que refleja la eficiencia del mismo respecto del edificio de referencia.

Esta calificación obtenida y reflejada a través de unos indicadores de consumo de energía primaria y emisiones de CO2, se incluyen en la etiqueta de eficiencia energética.

Asimismo, el técnico habilitado indicará en el mismo las medidas que estime más oportunas para mejorar la calificación obteniday por lo tanto, para aumentar la eficiencia energética del inmueble/local, si bien el propietario no está obligado a acometerlas.

Obligaciones y régimen sancionador

El encargado de obtener el certificado energético es el propietario del inmueble a través de la contratación de un técnico habilitado.

Por su parte, la etiqueta de eficiencia energética debe ser incluida en todo anuncio o proceso publicitario que se realice para la venta o alquiler del inmueble. Además, se entregará el certificado original al comprador en caso de contrato de compraventa o se mostrará o entregará una copia del mismo al inquilino en caso de contratos de arrendamiento.

Las infracciones en materia de certificación de la eficiencia energética de los edificios se sancionará de acuerdo con lo dispuesto en la Ley 8/2013, de 26 de junio. Las infracciones leves están penadas con cantidades de entre 300 y 600 euros, mientras que las más graves pueden llegar a la suma de 6000 euros.

¿En qué me ayuda el certificado energético?

Cuanto mayor sea la calificación energética obtenida mayor será el nivel de eficiencia energética del inmueble. Para el comprador o nuevo inquilino en caso de alquiler, este dato puede ser de gran relevancia desde el punto de vista del ahorro económico en suministros energéticos (gas, electricidad, etc). Así, el comportamiento energético de los inmuebles debería convertirse en un nuevo requisito a evaluar para la elección de inmuebles/locales tanto en venta como en alquiler.

Eficiencia-particulares-N

Además, en caso de que el propietario quiera mejorar el comportamiento energético de su vivienda porque entienda que puede ser una ventaja competitiva, el propio certificado incluye medidas para alcanzar este objetivo.